14 may. 2012

Por qué y para qué las bibliotecas en el siglo XXI


[...] La biblioteca era un lugar que me ofrecía gratuitamente sus colecciones, sin pedir nada a cambio, salvo que volviera a por más. [...]

Así he conocido el trabajo ilusionado de muchos bibliotecarios, embarcados en una misión pedagógica y cultural apasionante. Por todas estas experiencias tengo la convicción de que son un derecho de la gente, parte del derecho a la información, y que usarlas es una oportunidad que cualquiera puede y debe aprovechar en algún momento. [...]

Y les voy a dar algunas de las razones que compartimos bibliotecarios de todo el mundo para argumentar que merece la pena luchar y dar el paso de entrar en ellas, ya se sea un niño, su madre o su padre, un joven o un anciano, un inmigrante, una persona cualquiera quizás marginada, enferma, parada o con problemas.
• Las bibliotecas son un espacio público que favorece la convivencia. [...]
• La biblioteca es una buena representación de la cultura. [...]
• La biblioteca es una síntesis de tradición y modernidad, estabilidad y cambio. Es un lugar tranquilo o de sosiego, y a la vez es dinámico. [...]
• La biblioteca es un servicio público de promoción y compensación de desigualdades, en una sociedad donde hay sectores amplios de pobreza y marginación, y muchas personas con pocos recursos económicos y oportunidades. [...]
• La biblioteca nos ayuda a aprender durante toda la vida. [...]

Texto completo en http://www.um.es/gtiweb/jgomez/publicaciones/GOMEZPALABRASBIBLIOTECA.pdf
Por José A. Gómez Hernández, profesor de Biblioteconomía de la Universidad de Murcia. Extraído del libro "Palabras por la biblioteca" (2004)