26 may. 2012

El crowdfounding llega a las bibliotecas ¿y eso es bueno o malo?


El pequeño pueblo de Shutesbury, en el que apenas viven 2.000 personas, necesita un nuevo edificio para su biblioteca. [...]

Ahora la pregunta del millón: ¿la gente está dispuesta a ayudar económicamente a la biblioteca para hacer un nuevo edificio? pues parece que sí. A través de iniciativas de crowdfounding y marketing de sensibilización social cuentan ya con más de 200.000 dólares donados altruistamente por personas que creen en el proyecto y quieren que la biblioteca cuente con unas instalaciones dignas.

Ahora bien, por aquí [...] pedir dinero a los ciudadanos para temas de bibliotecas u otros servicios sociales no lo vemos bien (¡y con razón!) porque se supone que ya lo pagamos todo a través de los impuestos… pero, ¿seríamos capaces de arrimar el hombro si una biblioteca lo necesitase ó arrimar el hombro una vez sería abrir una puerta para que “los de arriba” piensen que este tipo de cosas las podemos pagar (otra vez) los ciudadanos?

Texto completo en http://www.biblogtecarios.es/julianmarquina/el-crowdfounding-llega-las-bibliotecas-y-eso-es-bueno-o-malo