5 oct. 2012

De los hobbits


Voy con asiduidad a la Biblioteca Pública de León. Últimamente hay carteles reivindicativos en sus puertas, escuetos y claros como diálogos de un cuento de Hemingway. Se oponen a los recortes. Habrá quien crea que estos centros son, en medio de la crisis, meras islas lejanas. Pero ¿acaso no son éstas las que nos salvan en el naufragio? En medio de la actual jerarquía entre tener y no tener dinero y/o empleo permiten que nadie que lo desee se quede sin la luz que desprenden las páginas de, pongamos por caso, «El señor de los Anillos», porque no tenga medios para adquirirlo; o sin conocer los clásicos del cine, o sin disfrutar con Mozart, o sin conocer las obras maestras del cómic. [...]

Sí, estas bibliotecas garantizan la igualdad de oportunidades en el acceso a la cultura, hacen menos discriminatorias las diferencias por poder adquisitivo. ¿Recortar sus presupuestos? Al contrario, es ahora cuando hay que aumentarlos, para que el saber no se detenga. A la crisis también se la gana así: leyendo, viendo, escuchando.>

Texto completo en http://www.diariodeleon.es/noticias/opinion/de-los-hobbits_720413.html